jueves, 29 de septiembre de 2011

De la sala, pocos pelos / Nelson Alejandro Rodríguez Roque

El reto era alto, pero los imposibles estaban desechados para el cuadro holguinero, que sin embargo no clasificó al Torneo Élite de futsal (del 4 al 13 de noviembre), el cual otorgó un pasaje en la IV Copa Che Guevara, desarrollada el pasado fin de semana en Villa Clara.

A los pupilos de Onésimo Osorio les correspondió abrir el calendario contra sus pares matanceros, quienes en los nueve minutos iniciales mandaban, 3-0. Luego del descanso intermedio, los nuestros, a fuerza de paciencia y efectividad, tomaron la iniciativa, 6-5, pero el atacante “yumurino” Eduardo “Angola” Morales emparejó las acciones. Un balonazo contra el poste, de Fernando Chapman, selló el pleito.

Ante los de “La Ciudad del Che”, el elenco “de rojo” alineó a sus suplentes, pues los locales estaban asegurados a la fase final y el resultado no se tomaba en cuenta para avanzar. No obstante, Eulis Baró marcó tres veces y lideró una ofensiva de miedo que propició el triunfo nororiental, 8-4, en la sala Amistad. Después de dos jornadas, los de aquí (cuatro puntos) iban al frente de la tabla de posiciones de la lid, organizada exitosamente por la Universidad de Ciencias Pedagógicas Félix Varela y el INDER villaclareño.

Antecedido por los respectivos Himnos de la FIFA y el Nacional, además del saludo protocolar, comenzó el choque decisivo, entre espirituanos y holguineros. De hacer valer el reglamento se encargó Antonio Álvarez, árbitro con experiencia en una semifinal mundialista. Los “yayaberos” marcharon al descanso con ventaja mínima, 2-1, producto a los disparos de sus principales jugadores, Yulier Olivera y Carlos Madrigal; el joven Julio César Suárez descontó en el 19’. La segunda parte vio empates, 4-4, y, 5-5, con Holguín viniendo de atrás, mas Sancti Spíritus hizo valer su mejor manejo de la esférica, marcaje y despliegue para vencer, 8-6, y llevarse el cupo y el segundo puesto de la “Che Guevara”, ganada por los anfitriones, tras atropellar a Matanzas, 11-4.

Nueve de los 12 muchachos (dos porteros) del representativo anotaron en la Copa, en cuyo historial se incluyó Eulis Baró como líder de los goleadores, con seis perforaciones. Fueron 20 las dianas de la escuadra, la más anotadora por colectivos. El espinazo se rompió en la cantidad de tantos recibidos (18), situación de apuro, porque habrá que trabajar fuerte con cancerberos y defensas. La custodia del arco es una tarea importante, ya que un equipo puede hacer más de dos decenas de tiros durante un desafío. Otro “encargo” será el de buscar masificación: todos los integrantes “de rojo” residen en el municipio cabecera, ¿cuándo aportarán Banes, Cueto o Gibara?, si sugerimos por tradición y potencial. Con respecto al último Nacional (bronce en 2007), Holguín quedó desmejorado, al ubicarse séptimo entre 13 participantes (sexto por provincias).

Directivos de la Comisión Provincial se anticiparon a la justa “naranja” y desde hace un tiempo planificaron el Campeonato Provincial, que tendrá lugar en los próximos meses, después de varios años “sin dejarse ver”. Fernando Chapman, Kárel Mariño y Eddy Vallejo reforzarán a Santiago de Cuba (aventajó de manera sorpresiva a Holguín en promedio de goles en la zonal oriental) y Baró a Sancti Spíritus en el Torneo Élite, “cuyo programa responderá a las exigencias del sistema eliminatorio de CONCACAF, con vistas a la Copa Mundial Tailandia-2012”, declaró Clemente Reinoso, seleccionador patrio.

El torneo guevariano “reseteó” al futsal, activo territorialmente por los diferentes eventos masivos y el esfuerzo de técnicos y practicantes, pero casi desaparecido del panorama de la Isla desde 2008, año en que la formación del país concurrió a su cuarta cita planetaria en Brasil. La Asociación de Fútbol de Cuba “resucitó” esta modalidad en el certamen dedicado al “Guerrillero Heroico”, “necesario para descubrir a figuras noveles y observar a las establecidas”, afirmó Agustín Campuzano, jefe técnico de la Comisión Nacional de fútbol sala.